Seleccionar página
9 de mayo de 2021

¿El chocolate engorda? Come chocolate sin remordimientos

Cuando alguien quiere adelgazar, cuántas veces habremos oído, comentarios del tipo de “deberías dejar de comer chocolate” o cuando alguien está con sobrepeso, siempre hay el chistoso de turno, que le dice, “quizá te has pasado con el chocolate”. Y son comentarios que me chirrían, porque, no, no, no es cierto, el chocolate no es el culpable de estar gordo. Cuando esto ocurre, es que no se trata de chocolate, chocolate de “verdad”, sino más bien, sucedáneos de chocolates, cargados de azúcares y malas grasas vegetales. A esto se le suma, llevar una alimentación desordenada, con abundancia de productos ultraprocesados, con pocos vegetales y pocos alimentos frescos, mínima o ninguna actividad física, e incluso el estrés y la ansiedad puede hacernos engordar.

Si bien las dietas enfocadas a perder peso, pueden suponer renunciar a placeres prohibitivos, el chocolate negro no es uno de ellos. Siempre que hablemos de chocolate negro de calidad, con alto porcentaje de cacao, mínimo 70%, sin estar adulterado con leche y azúcares, los nutricionistas manifiestan que se puede comer con moderación un par de onzas al día, porque su índice glucémico es bajo, y puede ayudarnos a mantener los niveles de saciedad durante más tiempo y evitar picoteos innecesarios, que nos llevan a comer más cantidad o comer otros alimentos más calóricos e insanos.

Incluso, la Universidad de San Diego, en California, ha manifestado que las personas que comen habitualmente, una pequeña porción de chocolate negro, mantienen su peso ideal, y acumulan menos grasa, porque las calorías del chocolate, tardan más tiempo en ser digeridas y éste factor activa el metabolismo.

Come chocolate de calidad sin remordimientos

El chocolate y nuestra salud

Algunas investigaciones sugieren que el chocolate negro mejora la sensibilidad a la insulina, que es la hormona responsable de sacar el azúcar de la sangre, para llevarlo a las células y que se transforme en energía. Esto puede favorecer la disminución de la insulina en la sangre, que se asocia con una mayor pérdida de peso y una reducción del almacenamiento de la grasa, además de ayudar a prevenir los aumentos y reducciones drásticas del azúcar, que nos hacen aumentar la sensación de hambre.

Además, oler y saborear el chocolate, reduce los niveles de grelina, que es la hormona del hambre, y nos ayuda a evitar comer más calorías en otras comidas. El chocolate contiene ácido valérico, que es relajante y traquilizante y junto a la sensación de bienestar que nos da comer chocolate, nos mejora el estado de ánimo, y hace que se reduzcan los niveles de estrés y ansiedad, que nos pueden llevar a comer sin control, aumentando el número total de calorías que consumimos, y que éste sea superior al que nuestro cuerpo necesita.

Es cierto que uno de los principales componentes del cacao, junto con los hidratos de carbono, son las grasas, presentes en la manteca de cacao, pero la buena noticia es que se trata de grasas “buenas”, como las grasas presentes en el aceite de oliva. Estas grasas contienen una gran cantidad de ácido esteárico, un ácido graso saturado que el hígado transforma en ácido oleico, que no hace aumentar el nivel de colesterol en la sangre. El cacao también contiene otras grasas, como el ácido palmítico, que sí eleva los niveles de colesterol, pero su cantidad es menor, y estudios recientes demuestran que sus efectos son neutrales en el chocolate, compensados perfectamente por el resto de grasas.

En definitiva, podemos comer chocolate, sin miedo a engordar, dentro de una alimentación equilibrada, siempre que se trate de la cualidad y cantidad adecuada. Debe tratarse de chocolate negro, mínimo con un 70% de cacao, preferible de más de 85%, cuanto más cacao y menos azúcar, mejor, en cantidad moderada, una o dos onzas al día, y preferible consumirlo en la mañana o al mediodía, porque nuestro cuerpo pueda quemar la energía que aporta. A todo ello, podemos sumar, realizar una actividad física adecuada.

Prueba de esto, es que los últimos datos de la consultora Nielsen, reflejan un aumento considerable del consumo de chocolate negro, más del doble que el chocolate con leche.  Por su parte el chocolate blanco, ha quedado como una apuesta marginal, cuyo consumo se ha estancado y sólo supone el 5% del total de ventas. Incluso marcas que siempre habían apostado por elaborar sus productos, con chocolate con leche, ahora están más concienciadas, de los beneficios del chocolate negro, y están más dispuestas a ofrecer sus productos elaborados con chocolate con un 70% de cacao. Es el caso del Kit Kat, que ya se hace con 70% cacao, o con los bombones de la caja roja de Nestlé que tienen su versión dark, con Tokke o Huesitos, ocurre lo mismo, o con los polvos en cacao para disolver, que los encontramos en el mercado hasta el 100% de cacao.

Hay muchos mitos alrededor del chocolate

Quizás también te interese leer…

El chocolate es bueno para el cabello

El chocolate es bueno para el cabello

Además de todas las cosas buenas que hemos visto hasta ahora, el cacao también aporta muchos beneficios a nuestro cabello, aunque este beneficio sea...

Come chocolate y presume de piel

Come chocolate y presume de piel

Seguro, que muchas hemos tenido la fantasía de poder disfrutar de un baño de chocolate por todo el cuerpo, yo sí… y todavía no lo he podido cumplir,...

Come chocolate y luce sonrisa

Come chocolate y luce sonrisa

Todos recordamos que en nuestra infancia, a menudo nos decían “no comas chocolate porque no es bueno para los dientes”. Nada más lejos de la...

El chocolate mima tu corazón

El chocolate mima tu corazón

El corazón, es uno de los órganos fundamentales para poder vivir, y aparte de mantenerlo fuerte, llevando una vida activa, que mejor que darle mimos...

Come chocolate y sé más feliz

Come chocolate y sé más feliz

Sí, todos hemos tenido momentos de bajones anímicos que nos han llevado a la despensa para saborear un trozo de chocolate, y eso tiene su...

El Porque de Chocoamate

El Porque de Chocoamate

El chocolate para mí, más que un alimento, es un sentimiento que siempre me transmite emociones positivas. No comparto muchos de los mitos...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This